Tags

,

Continuamos con nuestras “reflexiones” para montar un negocio… Nuestra pregunta de hoy es ¿Tienes lo que se necesitas?

montar un negocio 1Hace falta mucho coraje para montar una empresa, lo malo es que el coraje no paga las facturas. Y aunque realmente el coraje es fundamenntal también se necesita trabajo duro, habilidad, perseverancia y algo de suerte.

¿Qué perfil se lanza a montar un negocio? Podemos agruparlos en 2 categorías ¿cuál es la tuya?

El primer grupo está formado por personas que saben exactamente lo que quieren y simplemente están buscando la oportunidad y los recursos para hacerlo. Por lo general, estas personas ya han desarrollado muchas de las habilidades necesarias para tener éxito en su campo elegido y están familiarizados con las costumbres y prácticas de su nuevo negocio, bien porque han trabajado en el sector o porque está relacionado con la empresa familiar.

- El segundo grupo está formado por personas que desean crear su propio negocio, pero no tienen claro lo que les gustaría hacer. Generalmente son personas que ya trabajan y tienen formación académica pero quieren un nuevo negocio propio que puede ser diferente a lo que hacen en la actualidad.

Para los primeros, ya que saben lo que quieren hacer, la tarea es un poco más fácil. No hay necesidad de investigar las ideas de negocio y oportunidades para decidir lo que podría ser adecuado. Simplemente (que no es tan simple) deben evaluar las posibilidades de éxito en de su negocio.

Los segundos, que lo que quieren es salir del mundo corporativo tradicional tienen un primer paso más: la elección de la pequeña empresa adecuada.

Al principio hemos dicho que se necesita trabajo duro, habilidad, perseverancia y algo de suerte. Con la suerte poco podemos hacer, vamos a ver el resto de cosas…

- Hay que comprender las responsabilidades de tener algo “tuyo”. Lo que implica ser dueño de un negocio y cuáles son las funciones que tendremos. Si antes no hemos tenido ningún negocio debemos reflexionar sobre esto.


- Es bueno establecer
metas e ir poco a poco. En función del negocio elegido y otras experiencias, posibilidades de éxito y fundamental… ¿tenemos los conocimientos adecuados para ello?, ¿aguantaremos sin tirar la toalla?

- Otro aspecto a tener en cuenta es el impacto que tendrá en nuestra vida cotidiana. Esa “seguridad” de ser empleado y recibir a final de mes un sueldo desaparece, ahora el sueldo dependerá de nosotros y de nuestros empleados.

¿Estás preparado para pasar al otro lado?

Fuentes: ambito-financiero.com y officedepot.com.

Todo el contenido proporcionado en este post es sólo con fines educativos. Se proporciona “tal cual” y ni el autor ni editor garantiza la exactitud de la información proporcionada, ni asumen responsabilidad alguna por errores, omisiones o interpretación contrarias del tema.

¿Quieres recibir nuestras Newstletter?

Están llenas de ideas que te encantarán, además serás el primer@ en conocer nuestras ofertas especiales. Apúntate aquí.